domingo, 2 de septiembre de 2012

Helados (I): Santini

Ya de vuelta y con resistencia a que se acabe el verano así que entre los días de calor que aún quedan y algunos post en la recámara, voy a intentar estirar la que es sin duda mi estación favorita; el verano.

Me gustan los helados aunque siendo más concreto debo decir que apasionan los helados de chocolate ya que la mayoría de las veces, éste es el sabor que elijo, así que entre que uno ya va teniendo añitos, los viajes que he podido hacer y la moda de "tops" y "ranking "vamos a hacer algunos post de los mejores helados (de la galaxia, que conste).

Empezando por el principio, el mejor helado de chocolate del mundo lo tomo en...Portugal y más concretamente en esa maravillosa población al norte de Lisboa que conforma el eje Cascais-Estoril. Hablamos de SANTINI. Cremoso, más bien un "semifreddo" que un helado propiamente dicho, sin conservantes y con profusión de cacao. Insuperables.

Un imprescindible en la zona con más de seis décadas de existencia. Santini llegó a su propia heladería tras cocinar para la familia real italiana y posteriormente convertirse en todo un clásico de las fiestas y "catering" (si podemos llamarlos así) que se celebraban en la zona en la década de los 60´s y principios de los 70´s en los que, aunque las viandas vinieran de Francia o fueran preparadas por los cocineros de la nobleza allí residente, siempre solían terminar los ágapes con helados Santini.

Hoy en día su valor sigue vigente y a pesar de tener actualmente "corner" en algunos establecimientos lisboetas, las enormes colas que se forman en el local de su propiedad sito en la Rua Valbom 28 merecen la pena si se conoce el resultado final.

Ya saben, si pasean por Lisboa y alrededores no dejen de probarlos, sobre todo ahora que aún quedan por delante algunas semanas de temperaturas suaves.

@ladespensadeJAC