martes, 5 de junio de 2012

Mollete de Antequera

Después de días duros, cargados de actividades no siempre placenteras, intentamos volver a coger el pulso a esta humilde ventana al mundo gastronómico.

Precisamente esa falta de tiempo me he hecho renunciar temporalmente a una de las actividades que más me divierten en Madrid; la búsqueda del desayuno perfecto capitalino. Si tengo que pronunciarme, prefiero un buen desayuno salado a un magnífico desayuno dulce. Cuestión de gustos y manías personales.

Como no hay mal que por bien no venga, en una de esas extenuantes jornadas, di por casualidad con uno de los mejores y sencillos desayunos que un servidor haya probado jamás y además, en casa. Brujuleando en esa tienda que tanto me gusta y de la que muchas veces he hablado como es el Delicatessen de Hermanos Peña (nota a mis amigos y conocidos tenderos, por si les sirve de idea; una cata improvisada de vinos y productos como la que todos los sábados hacen en este local, multiplica con creces el gasto medio) encontré la zona de panadería molletes de Antequera, pequeñas piezas de pan redondas, blancas (tengo predilección por las masas poco cocidas), aparentemente esponjosas... El impulso fue inmediato y los molletes fueron irremediablemente a la cesta.

La combinación estaba cantada; dúo de paletilla ibérica de 5J y Joselito, tomate Raf rallado, aceite virgen extra Castillo de Canena y una pizca de sal. Con el pan ligeramente tostado y atemperado en sartén la cosa no podía salir mal. Y no salió mal. El resultado fue simplemente brutal y una de las mejores primeras comidas del día que jamás haya tomado.

Desde entonces, siempre lo busco (no siempre hay) y les recomiendo que hagan lo mismo y si conocen más panaderías o tiendas donde hacer acopio lo compartan en este foro.

Así, cualquier empieza el día con una sonrisa.

@ladespensadeJAC